ANTICIPO DE RENTA


 

12-06-2021


 ANTICIPO DE RENTA

 

El anticipo de renta es un valor obligatorio que se debe liquidar y pagar en las declaraciones del impuesto sobre la renta tanto para personas naturales como personas jurídicas.

 

Se denomina que es un anticipo, dado que es un valor que se adiciona al impuesto de renta del año gravable, pero que dicho valor de anticipo se podrá descontar en la declaración del año gravable siguiente.

 

Es decir, del impuesto de renta de un año gravable, se resta el anticipo liquidado el año anterior y se suma el nuevo anticipo para el año siguiente.

 

Hay que recordar que este tema del anticipo de renta lo regula el artículo 807 del E.T.

 

Porcentajes del anticipo de renta:

 

Año a declarar

Porcentaje a utilizar

Primer año

25%

Segundo año

50%

Tercero año y siguientes

75%

 

Lo anterior quiere decir, que si para una persona natural o jurídica es el primer año en que empieza a declarar renta, deberá liquidar un anticipo del 25%, para el segundo año deberá liquidar un 50%, y para el tercero año y todos los siguientes años deberá liquidar un 75%.

 

El artículo 809 del E.T., establecen los casos en los cuales se puede solicitar autorización para reducción del porcentaje de anticipo de renta si se cumplen con unas condiciones especiales en la reducción del nivel de ingresos respecto al del año anterior. Por otro lado, en ciertas circunstancias, el Gobierno Nacional podrá mediante decreto reducir el porcentaje de anticipo a ciertos sectores como lo ocurrido con la reducción del anticipo por la pandemia del COVID-19.

 

Base y opciones de cálculo:

 

La base de liquidación del anticipo es el “Impuesto neto de renta”, renglón especial presente en los formularios de renta de personas naturales y jurídicas 210 y 110 respectivamente.

 

Existen dos opciones para al cálculo del anticipo de renta, en donde el contribuyente podrá elegir la opción que más le convenga:

 

Opción 1:

 

Se toma el valor del impuesto neto de renta de la declaración del año gravable a presentar y se multiplica por el % de anticipo que corresponda; al resultado se restan las retenciones en la fuente a favor.

 

ANTICIPO

CÁLCULO

Impuesto Neto de Renta del año actual

$10.000.000

75%

$7.500.000

Menos: Retenciones en la fuente a favor

$2.500.000

TOTAL ANTICIPO OPCION 1

$5.000.000

 

Opción 2:

 

Se toma el promedio (del valor del impuesto neto de renta de la declaración del año gravable a presentar y del valor del impuesto neto de renta de la declaración del año anterior) y el resultado se multiplica por el % de anticipo que corresponda; al resultado se restan las retenciones en la fuente a favor.

 

ANTICIPO

CÁLCULO

Impuesto Neto de Renta año anterior

$8.000.000

Impuesto Neto de Renta del año gravable

$10.000.000

Subtotal

$18.000.000

Promedio

$9.000.000

75%

$6.750.000

Menos: Retenciones en la fuente a favor

$2.500.000

TOTAL ANTICIPO OPCION 2

$4.250.000

 

En este ejemplo, es más conveniente la opción dos, dado que el valor del anticipo es menor. Recuerde que se puede tomar la opción que más le convenga al contribuyente.

 

En algunos casos la opción uno (1) o la opción dos (2) puede dar cero, lo que conduce a no tener que pagar ningún valor por este concepto de anticipo.

 

Dentro del ítems “Retenciones en la fuente a favor”, opinamos que se deben considerar las autorretenciones tradicionales a título de impuesto de renta y  la autorretención del Decreto 2201 de 2016. (Algunas personas no están de acuerdo con restar las autorretenciones), pero en nuestra opinión, si se pueden tener en cuenta.

 

Las retenciones en la fuente a restar en al cálculo del anticipo de renta, deben corresponder al mismo valor que se restan de la declaración de renta. Lo decimos, porque no podemos en el cálculo del anticipo restar las retefuentes a favor que aparezcan en la contabilidad en las cuentas 1355xxx o su cuenta equivalente, sin revisar las que realmente fueron certificadas o restadas como tal en la declaración de renta del año gravable.

 

Si el contribuyente está declarando por primera vez, se entendería que solo podrá hacer uso de la opción de cálculo N.1, al no contarse con el impuesto neto de renta del año anterior para establecer el promedio base de la opción N. 2.

 

 

Estrategia para disminuir el anticipo:

 

Es muy importante pagar el menor anticipo que sea posible para el año siguiente, dado que significará un golpe al bolsillo del contribuyente.

 

Para lograr lo anterior de forma legal, podemos hacer una planeación en el valor de retenciones en la fuente que requiramos para neutralizar o disminuir dicho anticipo.

 

Lo anterior es más usado en el caso de la declaración de renta de personas naturales, en donde por ejemplo, un asalariado podría solicitar a su empleador una retención en la fuente mayor en los últimos meses del año, en aplicación del parágrafo 3 del art. 383 del ET., o para el caso de los trabajadores independientes, no informar lo que se establece en el parágrafo del mismo art. 383 del ET., para efectos que no se haga aplicación de la tabla de retefuente y que por defecto le sea aplicable las tarifas de retención de honorarios y servicios generales, que en algunos casos podrá resultar en una tarifa más alta que la de tabla.

 

El hecho de obtener una retefuente mayor, pues disminuye el valor a recibir por esos meses, pero si se hace en los últimos meses del año, se podrá obtener un mayor valor de retenciones a favor que hará que se disminuya el valor del anticipo. Por otro lado, ir pagando el impuesto de renta durante el transcurso del año por cuenta de refuentes, es mas favorable que esperar a presentar la declaración y tener que pagar en una sola cuota todo el impuesto mas el anticipo para el año siguiente.

 

¿El saldo a favor se puede sumar al valor del anticipo?:

 

Esta es una práctica o costumbre que algunas personas utilizan para no reflejar saldos a favor en las declaraciones de renta y más bien presentar ese saldo a favor como un anticipo de renta para el año siguiente.

 

Creemos que esta práctica obedece a dos situaciones:

 

 

1. Un mito en el sentido que creen que reflejar un saldo a favor en una declaración de renta ocasiona que el término de firmeza de la declaración se amplíe, lo que es equivocado.

 

 

 

2. Creer que reflejar un saldo a favor llama la atención de la administración tributaria y que origina un posible requerimiento o proceso de fiscalización. Lo que en nuestra opinión también es equivocado.

 

Lo curioso es que esta práctica se da en todos los niveles, recientemente se conoció la declaración de un Expresidente y Senador, que usó esta forma de no mostrar el saldo a favor y mas bien mostrarlo como un anticipo para el año siguiente.

 

Lo cierto del tema, es que ahora la DIAN cuenta con toda la información requerida para calcular los anticipos de todos los contribuyentes y establecer si las liquidaciones mostradas en las declaraciones de renta están acordes a la normatividad.

 

No obligados a liquidar anticipo:

 

No están obligados a calcular el anticipo de impuesto de renta los contribuyentes del régimen especial del artículo 19 del E.T., ni las cooperativas del artículo 19-4 del E.T. (Artículo 1.2.1.5.4.8. del decreto 1625 de 2016).

 

Las declaraciones de fracción de año gravable por liquidación de una sociedad o de una sucesión ilíquida, no tendría que liquidar anticipo para el año siguiente por la sencilla razón que será última declaración por presentar.

 

Resumen de las características del anticipo de renta:

 

Existes dos opciones para su cálculo

 

El anticipo puede arrojar cero

 

Se escoge la opción que más le convenga al contribuyente.

 

En el formulario de renta ya sea el 210 o 110 existe un renglón para restar el valor del anticipo del año anterior, y un renglón para sumar el valor del nuevo anticipo.

 


 

Wiliam Dussán Salazar

Editor de impuestos de www.consultorcontable.com

@williamduss 



Escribir comentario

Comentarios: 0